LA DAMA DEL POZO, Daniel Sánchez Pardos

DAMA DEL POZO

Nada parece nunca una mala idea, hasta que interviene la realidad.

——-

La luz cegadora del tiempo.

——-

La vibración del tiempo sagrado. La vibración de la materia impregnada de memoria y cargada de mensajes cifrados.

——-

– El transcurrir del tiempo y su influjo sobre la materia no son asuntos paganos, inspector -replicó-. No hay nada más sagrado que el tiempo.

(…)

– No lo creo. Pero nuestra vida, por fortuna, suele ser lo bastante larga como para que mañana podamos comprender aquello que hoy nos elude.

——-

Sus ojos amables, negrísimos, siempre encendidos de inteligencia y curiosidad.

——-

El comienzo de otra noche de reclusión para aquella Barcelona insomne, agitada por vientos nuevos de cambio y asfixiada por nieblas tan antiguas como el mar Mediterráneo.

——-

Por un instante, también él creyó experimentar una de esas situaciones que su amigo Palafox vivía a diario. La intrusión de los sueños en la realidad. La invasión del presente por parte del pasado. La visita repentina de un fantasma.

——-

El rostro de su esposa volvió a aparecer sobre el de aquella mujer sin voz ni nombre ni memoria.

——-

– Este ha sido siempre tu problema, Andreu. Pretendes llegar a Dios a través de la razón, y por ello ignoras los mensajes que Él mismo te está gritando a cada instante. El orgullo de tu ciencia te nubla el entendimiento y te condena a vivir en el terror de una ignorancia que no te corresponde.

(…)

– Mi don, Su Excelencia, no es tal. (…) Confundir un don con una enfermedad es casi tan peligroso como confundir un milagro con un asesinato.

——-

…un cierto esplendor melancólico.

——-

El señor Palafox tiene acceso al tiempo sagrado. (…) El tiempo, para el señor Palafox, no es una línea recta: es una circunferencia.

——-

La superstición no anda muy lejos de la fe verdadera.——-Su cuerpo, señor Palafox, habita en el presente, pero su mente deambula por el tiempo con la misma libertad que un viajero sin rumbo ni destino.

——-

Intentos de comprender, con la muleta inútil de la religión, algo tan abstracto y a la vez tan humano como es el tiempo. (…) El tiempo es la materia de la que estamos hechos los hombres. Y sin embargo, por alguna razón, el acceso a esa materia nos está vedado casi por completo.

——-

Si el amor es una fuerza poderosa, la fe sin razón lo es todavía más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s